Make your own free website on Tripod.com
El Pacto Mundial en Venezuela
La Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible

Home

La oportunidad de adherirse | Apoyo de la ANUV a las empresas venezolanas | Servicios de formación ANUV para empresas adheridas | Empresas adheridas | Temas de interés especializado | Artículos de fondo | Responsabilidad Empresarial, Derechos Humanos, y Ambiente | Resoluciòn OEA, Derechos Humanos y Medio Ambiente | Agenda 21 | La Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible | Responsabilidad Social Empresarial | Enlaces importantes

""ES UN ÈXITO EL RESULTADO DE LA CUMBRE DE DESARROLLO SUSTENTABLE"
Por Ivana Brunet
( Reportaje Exclusivo para Ecopuerto.com )


El Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Republica Argentina, el Ing. Carlos Merenson realizo un analisis de la Cumbre Mundial destacando los puntos más conflictivos de las negociaciones.

¿Cuál es su evaluación de la Cumbre Mundial de Desarrollo Sustentable a horas de la clausura?

Para evaluar los resultados de la Cumbre hay que definir desde que momento se parte. El inicio podría ser la reunión de Estocolmo en 1972 y entonces estamos aquí después de un esfuerzo de 30 años de negociación.
Pero en Estocolmo la situación mundial era muy distinta estábamos en la etapa del Club de Roma, con una concepción que el desarrollo económico y la calidad ambiental no eran las caras de una misma moneda. Luego surgió el informe Nuestro Futuro Común, con el cual se inició un cambio de estas ideas, y llegó la Cumbre de Río de Janerio en 1992.
En Río empieza a validarse políticamente la idea que el desarrollo económico y la calidad ambiental son la cara de una misma moneda pero la expresión desarrollo sustentable no estaba en los principales documentos.
La principal conclusión de esta Cumbre de Johannesburgo es muy positiva porque estamos reunidos para hablar de desarrollo sustentable con los primeros mandatarios del mundo, discutiendo y tomando compromisos con este nuevo modelo de desarrollo que se basa en tres pilares simultáneos, el desarrollo económico, la equidad social y la calidad ambiental.
Este Plan de Acción intenta dar el primer paso hacia un camino distinto y abrir una nueva oportunidad.
Los Ministros de Medio Ambiente del mundo tenemos una misión muy importante, porque al regresar a nuestros países debemos convertir el Plan de Acción en la plataforma política de nuestras naciones, ahora nuestra pelea es en cada gabinete nacional

¿Cuáles son los argumentos de esta evaluación positiva?

El resultado fue excelente porque hay que considerar el escenario en que estamos desarrollando esta Cumbre y las dificultades para acordar un Plan de Acción concreto. Aquí estaba en juego, antes que el desarrollo sustentable, el multilateralismo como una herramienta idónea para resolver los problemas de la humanidad.
Además los antecendentes no eran promisorios, ya que fracasamos en la reunión preparatoria realizada en Bali, Indonesia y a los pocos días en la Cumbre para la Alimentación también estuvimos frente a un magro resultado. Todo el mundo imaginaba que aquí no se iba a poder resolver ese 24 por ciento de temas en desacuerdo sobre el texto del Plan de Implentación.
El desarrollo sustentable no se jugaba en esta cumbre acá dimos importantes pasos y seguiremos construyendo porque el desarrollo sustentable lo va a definir la realidad.

¿Cuáles fueron los hechos cruciales de estos 10 días de negociación?

Durante estos días existieron varios momentos claves, uno de ellos fue cuando la diplomacia tuvo que ceder espacio a la política para que los Ministros de Ambiente encaminaran definitivamente el proceso.
También, otro hecho central estuvo vinculado al capítulo de financiamiento y a lograr introducir en el texto el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, lo cual era clave para que las discusiones tengan sentido, y se ha logrado.
El otro tema fue el energético y no fue casual que sea el último en definirse, ya que la posibilidad real de lograr la sustentabilidad descansa en la variable energética tanto en lo económico como en lo social.
Argentina tiene una posición claramente definida para el establecimiento de metas, por lo cual en búsqueda del consenso hicimos todos los esfuerzos para llegar a un punto de equilibrio y se logró un adecuado texto. Pero advertimos que en poco tiempo vamos a tener que reunirnos para discutir el tema de energía en particular y lograr un acuerdo concreto.
El escenario es complejo porque esta vinculado directamente al cambio climático, el cual hemos tratado de buscar un compromiso a través del Protocolo de Kyoto y no avanzamos, ahora tratamos de hacer un kyoto inverso, o sea no reducir las emisiones sino utilizar mas energías renovables, fijamos metas y tampoco se logró. (ver Energía Renovable)

Otro tema muy importante es que el mundo debe encaminarse a resolver este tema no desde el pedido de financiamiento a los países desarrollados sino hacia el cambio del escenario mundial.
Hoy en el planeta se están invirtiendo 1 mil millones de dólares en subsidios agrícolas, lo cual triplica lo comprometido en la Agenda 21 respecto a la transferencia de 120 mil millones de dólares anuales y ese objetivo no se cumplió. Sin embargo, los subsidios agrícolas continúan.
Además, los intereses de la deuda externa de los países de América Latina totalizan casi el equivalente de esos subsidios, en este escenario 3 mil millones de personas sobreviven con menos de 2 dólares por día, lo cual no puede continuar.

¿Qué cambios se han introducido en el tema de subsidios?

Sobre el tema de los subsidios se ha dado un importante avance porque antes no se vinculaba a los subsidios agrícolas con la problemática ambiental, en cambio en esta Cumbre fue uno de los temas centrales de la agenda. Las organizaciones de la sociedad civil, los países en desarrollo y los desarrollados lo tuvieron presente en sus discursos.
Nos hubiera gustado definir una meta para terminar con los subsidios agrícolas, pero igualmente es un logro.

¿Cuál es su opinión sobre las críticas que se hacen desde la sociedad civil a estas grandes cumbres mundiales?

Estas reuniones tienen muchos aspectos criticables, como el dinero que se gasta. Sin embargo, las Naciones Unidas es un foro único y maravilloso que seguimos manteniendo en este mundo globalizado, en el cual estamos sentados todos los países del mundo con iguales derechos.
La estructura de las Naciones Unidas debe ser sincerada y reorganizada. Un ejemplo son los Programas para el Desarrollo (PNUD) y para el Medio Ambiente (PNUMA) cuando creo que es hora de tener un Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Sustentable, que concentre todos los esfuerzos.

 


Energía Renovable

A mediados de la semana pasada la Cumbre se convulsionó cuando el gobierno de Brasil presentó una propuesta sobre energía para el texto del párrafo del Plan de Acción, que planteaba la meta de llegar al año 2015 con la utilización en cada país del 10 por ciento de energía renovable, con medianas represas, esto fue apoyado por los gobiernos de México, Argentina y Filipinas.

Mientras, la Unión Europea propuso la meta del 15 por ciento con la diferencia de no incorporar represas.

Estas propuestas no encontraron el consenso necesario para ser incoporada en el texto final del Plan de Acción, especialmente por la oposición de los Estados Unidos y los países petroleros.